Blogia
kiroldirua

El Ayuntamiento ayudará al Racing pero sin subvenciones a largo plazo

Racing
El Ayuntamiento ayudará al Racing pero sin subvenciones a largo plazo
Piñeiro está dispuesto a negociar la renovación de los convenios existentes pero rechaza subvenciones durante varias legislaturas como ha hecho el Gobierno regional Primer encuentro entre el alcalde de Santander y los nuevos propietarios del club
El Ayuntamiento de Santander está dispuesto a mantener su colaborando con el Racing pero siempre en los mismos términos que en la actualidad y nunca a través de subvenciones públicas a largo plazo similares a las aprobadas por el Gobierno regional. Esta es la principal conclusión de la reunión «protocolaria y muy cordial» celebrada ayer entre el alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro, y el nuevo consejo de administración del Real Racing Club, constituido tras el desembarco del grupo de empresarios encabezado por Francisco Olmedo.

Renovación de convenios

En el transcurso del encuentro, convocado a petición de los nuevos propietarios del Racing, los dirigentes del club trasladaron al alcalde de Santander su interés en renovar los convenios existentes entre el Ayuntamiento y la entidad deportiva. Unos acuerdos de colaboración que afectan a las ayudas públicas y al uso de instalaciones municipales.

Actualmente, el club cántabro y el Ayuntamiento tienen firmado un convenio de colaboración por el que el Racing recibe cada año una ayuda municipal de 0,8 millones de euros. Este convenio, de cuatro años de duración, concluirá a finales de 2006. Igualmente, el Racing tiene acuerdos con el Ayuntamiento para la utilización de las instalaciones de La Albericia -convenio que caduca este año-, y para el uso de los Campos de Sport de El Sardinero.

Sí, pero con límites

El alcalde de Santander se mostró dispuesto a la colaboración con el Racing, pero siempre con una serie de límites. Así, respecto a la ayuda económica que concede el Ayuntamiento para el fomento del deporte base, Piñeiro abogó por esperar al vencimiento del acuerdo a finales de este ejercicio, aunque sí dejó entrever que estaría dispuesto a mantener esta colaboración. Por el contrario, el alcalde fue tajante a la hora de rechazar la firma de acuerdos que comprometan subvenciones con dinero público a largo plazo, tal y como sí ha hecho el Gobierno Regional, que ha aprobado una ayuda al Racing de 22 millones de euros en once años.

El alcalde dejó claro que por parte del Ayuntamiento tampoco habrá ningún problema en renovar el convenio para el uso de las instalaciones de La Albericia, siempre y cuando tengan un uso exclusivamente deportivo. Respecto a los Campos de Sport, Piñeiro se mostró favorable a que el Racing pueda utilizar las locales que se encuentran vacíos, siempre y cuando ello no signifique un modificación urbanística, es decir, en ningún caso convertirlo en un centro de ocio.

A pesar de que en la reunión no se abordó la posibilidad de que el Racing construya una nueva ciudad deportiva, el presidente del club, Manuel Huerta, sí dejó abierta esta posibilidad, aún cuando se prorrogue el acuerdo para el uso de las instalaciones de La Albericia.

Igualmente, tampoco se habló de la posibilidad de que el Racing abandone los Campos de Sport de El Sardinero y decida construir un nuevo estadio. Esta idea, expuesta por Huerta en alguna ocasión parece, en principio, apartada.

Críticas al Gobierno

El alcalde de Santander no dejó pasar la ocasión y aprovechó el encuentro con los nuevos propietarios del Racing para lanzar nuevas críticas al Gobierno regional por su decisión de intervenir en el Racing con la compra, primero, y venta, después, de las acciones de la entidad.

Piñeiro dejó claro que el Ayuntamiento no ha tenido ningún tipo de información por parte del Gobierno del proceso de compra y venta del capital social del club. «Les he querido dejar claro -expuso- que si el Gobierno regional ha hablado de algunos aspectos que afectan directamente a la relación del Ayuntamiento con el Gobierno regional lo han hecho mal, porque no tienen ningún tipo de capacidad ni de autorización para hacerlo». «Un aviso para navegantes, si es que alguien les ha tratado de decir cuáles eran las intenciones del Ayuntamiento de Santander», apostilló.

El alcalde insistió que, en aspectos deportivos, «el Ayuntamiento siempre ayudará al Racing», pero hizo especial hincapié en que «no se firmarán acuerdos de subvenciones por diez años como ha hecho el Gobierno regional». Sobre este asunto, el alcalde subrayó que a los empresarios que quisieron comprar el Racing «les hubiera gustado saber que simultáneamente a la compra de las acciones les iban a dar 22 millones de euros».

El alcalde, cuestionado por su impresión respecto a los nuevos dueños del Racing, indicó que «soy un poco como Santo Tomás y cuando alguien haya estudiado Historia Sagrada sabrá por donde van los tiros. Hay que dar tiempo al tiempo. No tengo porque dudar de estas personas que han venido como empresarios al Racing. Lo que habrá que ver en el futuro es si el Gobierno nos ha dicho toda la verdad o no».
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres