Blogia
kiroldirua

¿Están cubiertas las necesidades del ciclismo de base, antes de patrocinar el profesional?

El Tribunal Vasco de Cuentas reclama 2,5 millones a la Fundación Euskadi

Sería el remanente de los ejercicios de 2004 y 2005

Miguel Madariaga, presidente de la Fundación, asegura que "las cuentas están claras"

logroño. "No sabemos nada sobre ese tema. Nosotros presentamos todas las cuentas del ejercicio perfectamente detalladas, claras, sin fisuras. ¿Que dicen que falta concreción en las obligaciones asumidas? A mí nadie me ha comunicado nada". Miguel Madariaga, manager de Euskaltel-Euskadi y presidente de la Fundación Euskadi, la que vertebra y gestiona el equipo profesional, aseguraba a media tarde de ayer desconocer su origen y significado, pero lo cierto es que la noticia era tan plausible como difícil de comprender. No le tocaba ayer a Madariaga, quien el miércoles por la noche abandonó la Vuelta a España para volver a Euskadi, hablar sobre aspectos deportivos del equipo, sino de números, de cuentas que, según informaba la agencia Efe, no le salen al Tribunal Vasco de Cuentas Públicas, quien habría constatado la "falta de concreción de las obligaciones asumidas" por parte de la Fundación en el apartado de las ayudas provenientes de las administraciones vascas.

En un informe requerido por la Comisión de Economía y Hacienda del Parlamento Vasco, el TVCP explica que las actividades de la Fundación Euskadi resultaron "excedentarias" en los ejercicios de 2004 y 2005, los dos analizados, en una cuantía global de 2,5 millones de euros, el veinte por ciento de los gastos del periodo. Ese remanente, ese sobrante, entiende el Tribunal Vasco, no debería haber existido "en los casos en los que la aportación haya sido de naturaleza subvencional", ya que, concluye en el informe, la subvención por parte de las administraciones no puede, en ningún caso, superar el coste de la actividad subvencionada, por lo que el TVCP sostiene que se debe exigir a la Fundación que dirige Miguel Madariaga "el correspondiente reintegro" al cierre del compromiso de 2006 del dinero, esos 2,5 millones de euros, cuyo gasto no habría sido justificado por la Fundación. Madariaga niega ese extremo.

5,8 millones en dos años En los dos ejercicios analizados por el Tribunal de Cuentas, la Fundación Euskadi ha percibido 5,8 millones, de los cuales 5,4 millones fueron destinados al equipo ciclista. Otros 0,4 millones de euros financiaron otras actividades de la Fundación. El Gobierno Vasco y las diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia aportan la inmensa mayoría de ese apoyo económico a un proyecto ciclista que luce el nombre de Euskadi y le da prestigio a nivel internacional, además de dar salida a un número importante de ciclistas jóvenes que, de lo contrario, tendrían difícil pasar al campo profesional.

acuerdos y ayudas Pero existen diferencias en la manera en que el Gobierno Vasco y las diputaciones concedieron ese dinero. Mientras el primero instrumentalizó los fondos como contratos de patrocinio, los entes forales lo hicieron a través de subvenciones por valor de 900.000 euros cada una (el apoyo fue renovado por ambos este mismo año hasta finales de 2008 por un millón de euros). "La falta de concreción de las obligaciones asumidas por parte de la Fundación" en estos dos últimos casos es lo que ha llevado al Tribunal de Cuentas a pronunciarse al respecto añadiendo, además, que "no tiene sentido subvencionar el mismo fin con distintos recursos, ya que al promocionar al mismo tiempo, y en los mismos soportes y eventos, el turismo en Euskadi, ya se está promocionando el de Gipuzkoa y Bizkaia", concluye el TVCP en el citado informe.

La Fundación Euskadi desmiente que el TVCP le reclame 2,5 millones

"todo se trata de una discrepancia jurídica", alegan

Recuerda que "no tiene ánimo de lucro" y que está sometida a férreo control administrativo y financiero

Enviado Especial

ZARAGOZA. En un comunicado firmado al pie por Miguel Madariaga, presidente de la Fundación Euskadi, Mikel Lasa, abogado y secretario del Patronato de la Fundación Euskadi y por Asier Gezuraga, abogado y asesor fiscal de la Fundación, el organismo que se encarga de, entre otras cosas, gestionar el equipo profesional Euskaltel-Euskadi, quiso salir al paso, desmentir, las informaciones publicadas en los medios de comunicación, entre ellos este periódico, en las que se afirmaba que el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas había reclamado a la Fundación Euskadi el "reintegro" de 2,5 millones de euros provenientes de subvenciones que habría quedado como remanente tras finalizar los ejercicios de 2004 y 2005.

"En ningún caso puede afirmarse que el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas haya reclamado cantidad alguna a la Fundación Ciclista Euskadi, sino que se ha limitado a la emisión de un informe, dentro del ámbito de sus competencias, en el que ha otorgado a las ayudas concedidas a la Fundación distinta naturaleza jurídica de aquella en base a las cuales han sido concedidas. Se trata, por lo tanto, de una mera discrepancia jurídica", explica la nota, en la que se informa también de que se había emitido, por parte de la Fundación y las Administraciones Públicas en cuestión, los correspondientes informes de alegaciones "en defensa de su posición".

El citado informe del Tribunal de Cuentas, realizado tras el requerimiento de la Comisión de Economía y Hacienda, había constatado "falta de concreción de las obligaciones asumidas" por parte de la Fundación que preside Miguel Madariaga por las ayudas de distintas administraciones y recordaba que las actividades de ésta resultaron excedentarias en los dos ejercicios analizados, en una cuantía global de 2,5 millones de euros, el veinte por ciento de los gastos del periodo, por lo que en los casos en los que la aportación fuese de naturaleza subvencional, ésta debería haberse limitado. Concluía así, que "se debe exigir" el correspondiente reintegro del citado remanente al cierre del compromiso de 2006. A ese respecto, la Fundación quiso dejar claro, que no tiene ningún ánimo de lucro, y que está "obligada, por normativa legal, a destinar la totalidad de ingresos que obtiene al cumplimiento de su objeto social".

Control férreo Esas obligaciones a las que alude son controladas por un férreo dispositivo administrativo, financiero y de gestión, "además de una auditoría a la que, voluntariamente, se somete cada año y en la que jamás se ha hecho constar ningún tipo de tacha o salvedad contable", reza el texto. Además, se explica que se ve obligada a superar, con carácter periódico, controles específicos derivados de su condición de equipo UCI Pro Tour.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres