Blogia
kiroldirua

Escándalo a gran escala, pero las Instituciones miran para otro lado o incluso jalean el despropósito

la crisis del fútbol Polémicas recalificaciones, falseo de cuentas y conspiraciones desprestigian el fútbol español

Las trampas contables y las recalificaciones se han convertido en práctica habitual

El fútbol español se desmorona. Los escándalos que rodean al balompié nacional se suceden con la misma facilidad que los clubes aumentan sus deudas. Los maquillajes contables están a la orden del día y algunos directivos parecen no salir de los juzgados.

El presidente de Celta, Carlos Mouriño, acusó a su antecesor en el cargo, Horacio Gómez, de haber falseado las cuentas del club vigués. En A Coruña, Augusto César Lendoiro fue señalado por algunos socios como responsable del maquillaje de la contabilidad del Deportivo.

Las últimas elecciones del Real Madrid, que sirvieron para aupar a Ramón Calderón a la presidencia, provocaron serias dudas sobre su limpieza. Incluso Telecinco emitió hace unos meses un reportaje en el que se denunciaba una supuesta manipulación del proceso electoral que favorecía al ahora máximo responsable del club de la capital de España.

Asimismo, en el Real Madrid, la oposición denunció que el club había ocultado 43 millones de euros de pérdidas cambiando el criterio contable en el balance de pérdidas y ganancias.

Desvío de dinero en el Betis

Otro histórico, el Betis, también fue protagonista de un escándalo en las últimas semanas. Una sentencia de la Audiencia Nacional servía para descubrir que Manuel Ruiz de Lopera había utilizado el club verdiblanco para financiar una de sus empresas.

En el escrito del alto tribunal se explicaba que esta sociedad, propiedad del máximo accionista del Betis, había llegado a ganar más de setecientos millones de pesetas anuales sin contraprestación alguna.

El Bilbao, el PSOE y el PP han mostrado su preocupación por el convenio de colaboración firmado por la Diputación de Vizcaya y el Athletic, según el cual el club recibirá 2,5 millones de euros por promocionar la provincia. Los responsables de ambos partidos creen que se trata de una subvención encubierta.

Valencia es otro punto del país en el que el fútbol ha provocado gran polémica. El Ayuntamiento aprobó la recalificación de Mestalla, que proporcionaría al club pingües beneficios para construir un nuevo campo y contrarrestar la importante deuda que tenía. Esta situación provocó las quejas de varias asociaciones de vecinos y partidos políticos. Las pintadas en el estadio en contra de la recalificación no se hicieron esperar.

El tema de los pelotazos urbanísticos es uno de los conflictos que más ha polémica ha creado alrededor de numerosos clubes. En la Comunidad de Valencia, el Levante no dudó en seguir el mismo camino que el otro club de la ciudad y pidió también un trato de favor.

En Madrid, el Atlético ha tratado dejar el Vicente Calderón para mudarse a la Peineta y se ha encontrado con la oposición de sus socios.

De esta forma, está sobreviviendo en España un deporte, el fútbol en el que el espectáculo es cada vez menor y, en cambio, los escándalos se superan cada temporada.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres