Blogia
kiroldirua

La Segunda División se ha convertido en un cementerio para los más endeudados

La situación que atraviesan muchos de los clubes de Primera División es tan dramática que solo mantenerse en la máxima categoría del fútbol nacional los salva de desaparecer.

Porque la Segunda se ha convertido en un auténtico cementerio para los clubes que mayores problemas económicos arrastran. Estos son algunos ejemplos.

La mayor deuda de la historia del Celta.

El club vigués reconoció la pasada semana una deuda de 84 millones de euros, lo que lo sitúa a la cabeza de los clubes de Segunda División. Para paliar esta grave crisis, su presidente anunció una ampliación de capital y pidió ayudas institucionales. Culpa al anterior presidente de los males de la entidad y cree que si no hay colaboración, el club corre peligr

o.

La ley concursal llegó a Málaga, Las Palmas y Alavés.

En el caso de la entidad vitoriana, ésta fue su salvación de un descenso a Segunda B. Uno de los primeros efectos de la ley concursal es que la entidad no desciende por las deudas con jugadores. Piterman la solicitó antes de abandonar el club con la aprobación del actual consej

o.

En el Málaga fue la familia Sanz, propietaria de la entidad, la que optó por esta fórmula para conseguir ventajas a la hora de sanear el club.

El Salamanca medita acogerse a la antigua suspensión de pagos.

Tiene embargadas las taquillas y la negociación con Hacienda le está resultando muy complicada. Por eso, estudia esta fórmula para reflotar su economí

a.

El Sporting todavía está pagando deudas anteriores al proceso concursal.

En el 2005 se puso en marcha el concurso de acreedores instado por Coral Golf. Recientemente, la entidad gijonesa salió del proceso concursal, pero todavía debe hacer frente a algunas deudas contraídas con anterioridad. El Sporting debe abonar cinco millones de euros anuales durante cinco ejercicios para ponerse al día

.

El club rojiblanco consiguió salir de este proceso después de poner en marcha un importante reajuste económico. Entre las austeras medidas adoptadas está la de que no puede contratar futbolistas que cobren más de 180.000 euros (unos 30 millones de pesetas) anuales, lo que le complica mucho la política de contrataciones.

Arturo Baldasano compró el Cádiz y después lo devolvió.

Otro histórico que se encuentra en una situación conflictiva. Antonio Muñoz, máximo accionista del Cádiz, vendió su participación en el club al que fue candidato a la presidencia del Real Madrid, Arturo Baldasan

o.

Meses después, el abogado madrileño dijo que las cuentas no eran las que le habían anunciado y que la deuda era superior a la que esperaba. Por este motivo, dio por nula la compra y devolvió el club a su anterior propietario. Según Baldasano, el endeudamiento ascendía a diez millones de euros, cifra superior al presupuesto anual del club, en quiebra técnica.

La Real Sociedad negocia su venta a un grupo chino.

Tras bajar a Segunda, el histórico club donostiarra atraviesa su peor situación cerca de cumplir los cien años de historia. Su deuda es de 18 millones de euros y su presupuesto de 24. Pero, tal y reconoció su ex presidenta, María de la Peña, en el momento de su dimisión, solo puede asegurar el ingreso de 12 millone

s.

Por este motivo, el club donostiarra maneja un plan de viabilidad que consiste en vender todo lo que tiene valor en el club a día de hoy (algunas zonas de Zubieta y la tienda que posee en el centro de San Sebastián), así como aquello que pueda tener valor en un futuro (los derechos de jugadores del filial y la primera plantilla). Otra opción es la venta del club. En este sentido, un grupo chino ha mostrado su interés y se está negociando con él.

El Ciudad de Murcia se convirtió en Granada 74.

Otro caso de la Segunda División que generó gran polémica fue la venta del Ciudad de Murcia al empresario Carlos Marsa. Así apareció en Segunda División el Granada 74, club al que la FIFA trató de prohibir su concurso en la categoría de plata del fútbol español

.

Este cambio de ciudad de esta entidad provocó que el máximo organismo del fútbol internacional anunciara la creación de una nueva norma en sus estatutos con la que se prohibirá, a partir de la próxima temporada, el cambio de residencia de un club.

El Hércules no pagaba impuestos.

El Ayuntamiento de Alicante le reclamó algo más de un millón de euros, en concepto de deuda por impago del Impuesto de Actividades Económicas desde hace varios años

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres