Blogia
kiroldirua

La historia se repite: a pagar los de siempre. Pero, ¿nos sobra dinero para dilapidar en esto?

Los administradores solicitan el apoyo institucional para la viabilidad del club

LA Diputación posee un 90% de la deuda contraída con los acreedores privilegiados

Aconsejan desprenderse de las instalaciones de Izarra porque aseguran que no afectaría en el trabajo diario

Vitoria. El proceso concursal sigue su camino en el Deportivo Alavés y ahora es el turno para que todas aquellas personas a las que se debe dinero muestren su acuerdo o desacuerdo con las decisiones que han tomado los administradores concursales respecto a la cuantía que se les adeuda y al carácter que se les ha atribuido. En total se habla de un saldo negativo cercano a los 25 millones de euros y los propios Andoni Echevarría, Fernando Ercilla y Jaime Orive dan algunas pautas para terminar con esta deuda.

Según ha podido saber DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, en su extenso informe destacan que la primera pasa por recuperar el apoyo de las instituciones alavesas y la masa social, que se perdió como consecuencia de los continuos desmanes del antiguo presidente. Desde que Ortiz de Zárate ocupó su sillón se ha empeñado en retomar unas relaciones que aportan unos ingresos muy importantes. Pero, a día de hoy, recuperar el apoyo de la Diputación adquiere un matiz especial porque el ente foral se presenta como el principal acreedor y ostenta el 90% de los más de siete millones de euros que acumulan los privilegiados. Esto quiere decir que, a no ser que este organismo renuncie a su rango, deberá cobrar la totalidad de la deuda.

Por ello es fundamental, prosigue el informe, la consecución de un convenio con una importante quita. Éste permitirá, además, renegociar la deuda adquirida con los ordinarios, cuya factura roza los 15,5 millones. En última instancia se encuentran los subordinados, los que menos posibilidades tienen de recuperar los dos millones que reclaman.

La elaboración de este convenio puede llevarse a cabo a partir de dos vías. Por un lado, mediante una audiencia en la que el 51% de los acreedores llegue a un acuerdo para darle forma a dicho informe. En caso de no producirse el quorum , se produciría la desaparición del club.

La segunda opción y la más recomendable es que, antes de que la jueza date una fecha concreta para que se produzca esta asamblea, la junta administrativa intente alcanzar un convenio anticipado. Para ello, sería suficiente con que el 20% de los créditos, bien privilegiados u ordinarios, avalen el acuerdo. Después, se marcará un plazo para lograr la aprobación de ese otro 31% necesario que habrá que buscar entre los acreedores ordinarios o, en su defecto, privilegiados que hayan renunciado a su rango.

Ventas El tercer consejo que aportan los administradores se centra en "la puesta en valor de los activos de la sociedad, tanto inmobiliarios como los de la cantera". Tras el exhaustivo análisis que han llevado a cabo durante los últimos cuatro meses, Ercilla, Orive y Echevarría han llegado a la conclusión de que la entidad babazorra saque a la venta las instalaciones de Izarra (que ellos tasan en poco más de nueve millones de euros), algo que, tal y como reconocen, ya había considerado el actual consejo de administración. "Apoyamos esta tesis porque parece imperativo el desprenderse de activos inmobiliarios no afectos directamente a la actividad". Los tres administradores se muestran, asímismo, sorprendidos porque esta acción no se haya llevado a cabo con anterioridad.

El informe concursal dice también que algunos futbolistas de la plantilla son susceptibles de ser traspasados. Estos son Wellington -con ofertas de la Liga brasileña y valorado por la Liga Nacional de Fútbol en 700.000 euros-, David Aganzo (2 millones), Toni Moral (1,5 millones) Alberto Morgado (1 millón) y Bernardo Domínguez (600.000). Destaca el hecho de que los administradores también sitúen a Igor en el mercado de invierno y tasen sus derechos federativos en un millón de euros "por su valía profesional y proyección futura".

Finalmente, en el informe se reconoce que el día 15 de noviembre de 2007 se "autorizó" el inicio de las negociaciones para la venta del California Victory.

Normalidad Otro de los puntos que se presentan trascendentales para la supervivencia del club es el éxito deportivo del equipo. Desde el principio se ha marcado este año como una temporada de transición y para conseguir que la deuda no aumente es muy importante que, al menos, el equipo mantenga la categoría.

Otro de los puntos fundamentales será recuperar la normalidad en el funcionamiento diario e interno del club. Por un lado, deberá seguirse una política presupuestaria que esté presidida "por la austeridad y la contención de gastos".

La viabilidad futura del club, a juicio de la administración concursal, deberá pasar, finalmente, por "la necesidad y exigencia de profesionalidad" en los órganos gestores del club; así como por la "recomposición de los fondos propios societarios a través de una posible ampliación de capital".

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres