Blogia
kiroldirua

Aval y recalificación: ¿quién no se apuntaría a este chollo pagado por toda la ciudadanía?

El Levante rompe con Ruralcaja y planta al Ayuntamiento
El club y el banco discrepan por el destino del préstamo

Compuesto y sin novia. El dicho encaja a la perfección para dibujar la sensación que se les quedó a los concejales del Ayuntamiento de Valencia cuando pasado el mediodía recibieron la llamada del presidente del Levante, Julio Romero, anunciándoles que no iba a asistir a la firma del aval municipal después de no llegar a un acuerdo con Ruralcaja, la entidad que iba a prestar los cuatro millones de euros.

Desde luego es el mundo al revés. Después de repetir hasta la saciedad la necesidad de que las instituciones políticas se sensibilizaran por la situación económica tan agónica que lleva de cabeza al Levante, los que se quedaron alucinados ayer fueron Silvestre Senent y Cristóbal Grau, ediles de Hacienda y de deportes respectivamente. El aval municipal sigue estando sobre la mesa y a disposición del Levante, después del acuerdo al que llegaron Consistorio y club semanas atrás y que implicaba, además, la puesta en marcha de un protocolo que garantizaría la futura recalificación del terreno del estadio.

Lo sorprendente es que, después de todas las conversaciones que han habido entre las tres partes implicadas, sea el mismo día que se había fijado para la firma protocolaria cuando club y Ruralcaja -que desde hace muchos años van de la mano en muchos frentes- hayan roto relaciones sobre este tema.

El motivo es el destino del crédito. El comunicado oficial del Levante hace referencia a este hecho sin entrar en muchos más detalles. Al parecer, el banco quería cerrar temas que tiene abiertos con el club. El presidente azulgrana, Julio Romero, ya había dejado claro que el dinero del préstamos se iba a destinar a repartirlo entre los empleados a los que se les adeudaba efectivamente diferentes cantidades. Hasta 17 jugadores habían presentado sus denuncias a la AFE reclamando pagos atrasados. Romero también apuntó que de esos cuatro millones no se destinaría ni un solo euro para fichar a jugadores en el mercado de invierno.

El Levante informaba que se interrumpen las negociaciones con Ruralcaja sin cerrar definitivamente la puerta aunque advierte también que se empiezan a hacer gestiones en otros frentes para buscar un banco que acepte las condiciones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres